¿Quién soy yo?

Quien soy yo

Por si quieres conocerme un poco: soy Teresa Mestres Parés.

Me licencié en Derecho, por la Universidad de Barcelona, pero nunca llegué a ejercer la profesión de abogada. Mi idea siempre había sido ayudar a las personas, pero en el transcurso de los años en la facultad empecé a sospechar que  quizá el camino de la abogacía no era mi camino. A pesar de ello, acabé los estudios, en un intento de sacarle provecho a tantos años de estudios, confluyendo con esa ilusión, y cursé un máster y dos postgrados, uno de ellos, en Creación y Gestión de ONG.

Empecé a interesarme por la salud, desde la visión naturista, quizá por la herencia de mi madre, gran apasionada a las plantas medicinales y a su uso y aplicación de sus principios activos para teñir las lanas con las que confeccionaba tejidos artesanales.

Fue al empezar a trabajar  a tiempo parcial como distribuidora independiente de unos productos de nutrición, donde sentí que quizá mi vocación de ayuda a los demás iría por el camino de la salud pero con métodos naturales, más allá de la comercialización y distribución de esos productos. Sentía que se podía profundizar más en temas de salud complementaria. Veía, día a día, a mis clientes que detrás de sus síntomas y motivos por los cuales compraban los productos, habían problemas emocionales, tensiones, infelicidad y malestar y que todo ello repercutía en problemas físicos (alergias, insomnio, falta de atención, ansiedad, desordenes alimentarios, sobrepeso.…).

Y así fue, como, combinando mi actividad comercial con la empresarial, pasando por la Función Pública, decidí adentrarme en el mundo de las terapias complementarias. Me interesaba mi amor por la salud y el bienestar de las personas, tenía una gran admiración por la sabiduría y la inteligencia de la naturaleza humana que graba toda las experiencias de vida y conecta con sus propios recursos para sanarse; tenía una gran curiosidad por conocer los mecanismos que utiliza la biología de la persona para manifestarse a través de los síntomas o enfermedades, producto de un ESTRÉS EMOCIONAL con mayor o menor intensidad. Creía firmemente en la fuerza innata que hay en todo ser humano para mantener su equilibrio. El problema era que no nos han enseñado a conectar con esa fuerza.

Necesitaba hallar respuestas a mis inquietudes existenciales, a mis interrogantes acerca de la vida, de la espiritualidad, del por qué venimos, qué hacemos aquí. Era vital para mi plasmar en mi vida diaria llevar a cabo mi proyecto vital,  porque sentía en lo más profundo que yo quería aportar algo a esta vida a través de la ayuda a los demás.

Como más pasaba el tiempo más confirmaba que no me sentía identificada con ese mundo de la empresa, ni de administración pública, ni la abogacía. Me sentía como un pez fuera de su hábitat; no me identificaba ni con lo que oía ni con lo que veía a mi alrededor, algo en mi interior me decía que tenía que “salir” de ahí para volver a “entrar” pero con otra vibración, con otra energía, aportando algo más positivo de acuerdo a lo que sentía..me gustaba el trato humano, el dar apoyo y soporte emocional, pero no sentía que “hablábamos el mismo lenguaje”. Además constataba un día tras otro que lo que yo andaba buscando, en ese entorno no lo encontraría.

Estudié diferentes métodos naturales y no invasivos para ayudar al cuerpo a encontrar sus propios mecanismos para autosanarse. Así fue como me formé en Naturopatía, Homeopatía, Reiki, Sanergía, PNL, biodescodificación, Psicosomática Clínica y Humanista, Esencias florales, biomagnetismo integral Azulcamet.

Pero dónde más encontré lo que buscaba fue en la KINESIOLOGÍA PSICOENERGETICA, cursado en VidaKinesiología, Montmeló, que comprende, entre otras muchas disciplinas de kinesiología: el método Toque para la Salud de John Thie, la kinesiología aplicada de Marco Rado,  Kinesiología del comportamiento y las Relaciones humanas (originariamente “Three in one concept”, de Daniel Whiteside y Gordon Stokes), de Francesca Simeon, Tensegridad emocional con Juan Carlos Monje, Integración cerebral con Charles Krebs, Kinergetics con Philipp Rafferty, BrainGym o kinesiología educativa con Isabel Compan, Sistema entérico con Juan Carlos Monje, Intolerancias y alergias con Juan Carlos Monje, Transformación de las Memorias del ADN en Theta y Delta, con Sylvia Marina; Volver a amar, con Sylvia Marina; Sistema inmunológico y toxicidad con Charles Krebs; Principios y aplicación de la energética en el ser humano, con Charles Krebs; Campos energético negativos, conflictos y codependencia, con Francesca Simeon; Sabotajes emocionales y conexiones energéticas, con Francesca Simeon; Ortokinesiología con Alfred Manuel; Toque para la Salud Holográfico con Adam Lehman; Metáforas de Toque para la Salud con Mathew Thie, Karada no Fushigi: “el misterio del cuerpo”, con Mathew Thie; Color para la Salud, con Ger Casey; en combinación con otras disciplinas dentro del mismo plano de estudios, como la farmacología, fisiología, biología, bioquímica, estadística, alimentación energética, ética, legislación y psicología.

En VidaKinesiología también me formé como instructora de algunas disciplinas de kinesiología y es donde actualmente formo parte del grupo de instructores de la misma desde hace 4 años. Acreditada por el IKC  www.ikc-info.org (International Kinesiology College) y miembro de la APKE www.apke.es (Asociación de Profesionales de Kinesiología de Touch For Health de España).

La kinesiología me ha aportado, no sólo, técnicamente, un método terapéutico maravilloso por el que se establece un diálogo con el cuerpo a todos los niveles, (físico, emocional, mental, bioquímico, energético y espiritual) para acompañar a las personas en su crecimiento personal y emocional, en la búsqueda de su  bienestar y equilibrio energético, tomando consciencia de sí mismas, y de su entorno, sino también, personalmente, una oportunidad de explorar y conocerme más y mejor, identificando no sólo mis limitaciones, como miedos, sistema de creencias, etc, y poder transitarlas, si no también, reconocer mis capacidades y virtudes y potenciarlas, además, de convertir mi vocación en mi profesión.

Por todo ello actualmente me dedico profesionalmente,  a:

  • Acompañar a las personas en su propio camino de desarrollo personal, en sesiones individuales (tanto para niños como para adultos) tomando consciencia de los patrones limitantes, fruto de su pasado y también de los bloqueos emocionales no superados por sus ancestros y heredados genéticamente, y reconectando con los recursos propios para obtener un mayor bienestar, y con la posibilidad de crear cambios positivos y de escoger con libertad la vida que quieren vivir, utilizando el test muscular de la kinesiología como herramienta de diálogo con el cuerpo. Con la Kinesiología se conecta con la sabiduría innata del cuerpo.
  • Extender y compartir la kinesiología, a través de diferentes formatos como son talleres, cursos y conferencias, dirigidos a: 
    • – Cualquier terapeuta (coach, reflexólogos, masajistas, quiroprácticos,…),
    • – Cualquier persona que se esté formando en terapias complementarias,
    • – Kinesiólogos que deseen continuar con su formación en kinesiología avanzada, 
    • – Profesionales de la salud (médicos, dentistas, psicólogos, ….) que quiera incorporar la kinesiología dentro de su actividad profesional.
    • – Cualquier persona que sienta que tiene una vocación de ayudar a los demás y desconoce el camino a tomar.
    • – Cualquier persona interesada en su propio crecimiento personal y obtener un mayor bienestar.2